Houston Methodist, primero en la nación en ser aprobado por la FDA para transfundir plasma donado de un paciente recuperado de COVID-19