Aerosol y estabilidad de la superficie del SARS-CoV-2 en comparación con el SARS-CoV-1